Kike Ibeas

Un día más

 

Aquel día empezó muy mal, el servicio se atascó por enésima vez y todo el agua y los trocitos de mierda inundaron el water. Bomité encima de todo aquello y después tuve que cagar en una bolsa del supermercado en la terraza, mirando como la gente pasaba y miraba y reía y señalaba con el dedo a aquel tipo coloradote .

 

Sonó la puerta y abrí, era el fontanero, un tipo peculiar, no dijo ni palabra se limitó a maldecir al ver ltodo aquello . Me obligó a recogerlo y después se puso a trabajar, yo mientras tanto tire por el balcón la bolsa donde había cagado y me senté a fumar y mirar currar al tipo, me gusta mirar trabajar y fumar puros.

El tío acabó y se marchó sin cobrar, mi casero se encargaría de todo, en fin son cosas del asunto del arrendador-arrendado unas veces se gana y otras se pierde.

Salí después como cada mañana a comerme el mundo, con mi sonrisa puesta y mi abrigo negro, aquel día tenía que encontrar trabajo a toda costa, me lo había planteado la noche anterior después de un gran ataque de ansiedad.Justo cuando se jodió la cisterna y empezó a llenarse todo de mierda.

Esto no puede seguir así, no conduce a nada, tarde o temprano esto acabara, es sólo una fase en tu vida. Martilleaban en mi cabeza todos estos consejitos día sí día también. Las cosas no ayudaban cuando me venían esos pensamientos, casi todo fallaba en la casa y hace más de un mes que no escribía nada que mereciese la pena.

La mañana estaba fresca así que me ceñí el cuello del abrigo al pecho y lo sujeté con la barbilla. Todas las decisiones que tome la noche anterior quedaban en agua de borrajas a la luz de un nuevo día, la verdad es que no se esta tan mal, aún queda paro por cobrar, luego vendrá a buen seguro el subsidio y después la vuelta a casa de los padres, en casa de los padres uno siempre es bién recibido por muy miserable que se sea a los ojos de todo el mundo, pero de todas formas no está bién eso, no puedo pensar así, no es positivo, ni siquiera tengo para tabaco y es eso lo que más me desagrada ya que en casa de los padres hay de todo menos tabaco.

El tipo era de aspecto miserable, los miserables son los peores, sienten tan de cerca la miseria que desprecian a todo aquel que quiera salir de ella. El muy cretino me estuvo jodiendo todo el rato con preguntas difíciles a cerca de mis estudios y mis largas etapas de inactividad laboral. 

 

El tipo me dijo...

 

- ¿A que dedicas tu tiempo libre ?,

 

- Tengo todo el día libre, le dije.

 

- Bueno y.. ¿a que lo dedicas?,

 

- A buscar trabajo por ejemplo, le dije.

 

- Me refiero cuando tienes trabajo y ... llegas a casa, que haces.

 

    • Bueno pues; suelo ... Bueno ¿que hace usted?, piense en lo que hace usted y rellene ese formulario, ¿para que quiere saber que hago en casa?,

    • ¿Me van a pagar por trabajar en casa?

    • No lo se,supongo que lo que todo el mundo, cago me ducho veo la tele y salgo a tomar unas cervezas, esta misma mañana tuve que cagar en una bolsa ¿sabe?, claro que todo esto cambia si juega el Madrid, me gusta ver jugar al "Madrid".

 

    • A eso quería yo llegar,dijo el miserable, te gusta el futbol, eso es una afición, pondré futbol en aficiones,

       

    • Pero esque no me gusta el futbol, ¡detesto el futbol!.

       

    • Dijiste que te gustaba el Madrid.

       

    • Baloncesto, me gusta el baloncesto.

       

    • Pondré baloncesto

 

- Bien. Conteste.

 

- Leer, Añadí

 

- ¡Eh.!

 

    • Que me gusta leer,

    • y a veces escribo, si creo que leer y escribir son dos de mis aficiones.

 

    • Bueno, ya puse baloncesto...

    • Bien.

 

Al salir de esa entrevista sabía perfectamente que el capullo de las aficiones y de los largos períodos en blanco no pasaría un buen informe sobre mi y no me contratarían.Siempre cometía el mismo error quería que me contratasen por ser como soy y por ser como soy me despidieron de mis anteriores trabajos.

El teléfono sonó varias veces antes de que pudiese oírlo, al final lo descolgué.

 

- Si.

 

- ¿Agustín Bocancha?,

 

- Si.

 

- ¿Es usted?,

 

- Si.

 

- Alicia Pastor, de mundo literario. ¿Mando usted unos relatos a nuestra redacción?

 

- Si.

 

- Los hemos recibido, son muy buenos,

 

- Bueno, gracias.

 

- ¿En serio no es usted profesional?.

 

- Profesional de que,

 

- De la literatura claro

 

- No.

 

- ¿Los publicaran en alguno de sus numeros?

 

- No.

 

- ¿Entonces?,

 

- Los tendremos en cuenta para futuros proyectos.

 

- Ah bueno, gracias.

 

Colgué el teléfono y seguí dormitando, creo que soñé con ser un gran escritor, y con todas aquellas nenas pululando a mi alrededor y todo aquel dinero saliéndose de mis bolsillos y aquel tremendo BMW blanco sin capota,

Y salía a tomar cervezas con Bandini y con Chinasky y discutíamos y les mandaba a tomar por el culo y todo volvía a ser como al principio ellos se marchaban y yo me despertaba y me acordaba de aquella editora de la revista y pensaba en visitarla y me volvía a quedar dormido, siempre soñé con que vinieran a llamar a mi puerta con un gran contrato y miles de halagos sobre mi obra. Sonó el timbre.

 

- Ah hola Miguel,

 

Miguel era mi amigo, miguel era escritor, escribía sin parar todo lo que podía y también visitaba a la gente con sus papeles cargados de sátira y cruda realidad yo tenía que tener cuidado por que Miguel lo escribía todo no podías contarle nada sin que lo escribiera, era como una cámara de fotos que fotografiaba historias y los imprimía en papel amarillento.

 

- Mira miguel, estaba pensando que debería dedicarme a la escultura o a la pintura, ¿No crees?.

 

- ¿Y a que viene eso?

 

- Bueno teniendo en cuenta que soy un gran escritor, quizá eso de las artes sea mi fuerte, también podría comprar una guitarra, vi una el otro día en cash convert.

 

- Estás hablando en serio.

 

- Claro que si, me siento tocado por la mano de los dioses.

 

- Estoy preocupado por ti compañero,¿volviste a fracasar buscando trabajo?.

 

    • Quien coño quiere un trabajo, Yo soy Agustin Bocancha autor del perrrito rió.

    •  

Mi amigo al final se marchó y dejo tras de si un rastro de pena y rencor que sin duda le ayudarían a escribir un nuevo relato.

 

Me tumbé en la cama, cerré los ojos, esta vez no soñé nada, ni con la revista ni con Miguel ni con mis escritos. La cosa es que me queme con la chicharra del puro me sobresalte grite y me volví a quedar dormido.

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Kike Ibeas.
Published on e-Stories.org on 21.02.2013.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Sátira" (Short Stories)

Other works from Kike Ibeas

Did you like it?
Please have a look at:

En la bañera - Kike Ibeas (Cotidiano)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Ficção científica)