Antonio Pérez Ruiz

¿Hacia dónde voy?

Inexplicablemente había perdido el rumbo. Vagaba en el espacio vacío y me dirigía a ninguna parte, o a todas, impulsado por una increíble fuerza.Todo estaba negro, absolutamente oscuro, y comencé a sentir pánico. Aunque, pese a todo, no tenía motivos para experimentar ningún temor. El viaje había resultado placentero, tranquilo, hasta ese momento de convulsión inicial, que derivó en una interminable serie de fuertes impactos producidos por no se sabe qué extraños objetos colisionando a mi alrededor. Pero, por suerte, los golpes habían cesado y dado paso a una calma total. Nada hacía prever que fueran a sucederse nuevos violentos acontecimientos. No obstante, la calma se había alterado ahora con esa extraordinaria fuerza que me empujaba hacia aquel abismo inexpugnable, un agujero que me estrechaba, me estiraba, me deformaba. No había marcha atrás. Debía dejarme llevar porque todas mis fuerzas para alterar esa situación me eran inútiles.

La presión se hizo cada vez mayor, al punto de ser insostenible y sentirme desfallecer, pero había algo al final de aquel túnel. Veía luz, una luz muy potente, molesta en un principio, pero a la que me iba acostumbrando poco a poco. No dejaba de sentir la fuerte presión y eso me obligó a realizar esfuerzos para intentar salir de aquel infernal pasillo. Cuando lo logré, casi sin fuerzas, ví a gigantes a mi alrededor y entonces fue cuando definitivamente me aterroricé.

Algunos sonreían, otros lloraban, mientras uno de ellos me sostenía en sus enormes brazos. A continuación, este gigante me entregó a otro que se encontraba tumbado plácidamente sobre una extraña plataforma. Este, curiosamente, sonreía y lloraba a la vez, pero me apretó contra él y una extraña sensación me tranquilizó. Otro gigante se encontraba a su lado y colocó una de sus manos sobre mi diminuta cabeza. Volví a sentir aquella sensación nueva. Aquellos dos seres no iban a hacerme ningún daño, estaba convencido. Había llegado a un nuevo mundo y ellos debían ser mis guías.

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Antonio Pérez Ruiz.
Published on e-Stories.org on 21.10.2012.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Vida" (Short Stories)

Other works from Antonio Pérez Ruiz

Did you like it?
Please have a look at:

El joven guerrero - Antonio Pérez Ruiz (Guerra e Paz)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Vida)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humor)