Michel Zamora

Memorias de 1000 años.

postrado en un camastro de madera lleno de chinches, moribundo, me hallo y lo sé que de un disparo pereceré.
la herida es pequeña, pues no es muy grande, pero yo tengo ya unos años y la llevo acarreando desde hace tres veranos con éste.
Los médicos que me tratan no dan ninguna solución ni esperanza alguna, un día cura y otro empeora, pero eso ya es cosa mía y de mi vejez.
Hoy 10 de agosto del año de 1002 para los cristianos, traen noticias del empeoramiento de un amigo. Aquí en Algeciras donde resido y nos vió nacer a mi unos años después que a él, Oramos todos por su mejoría, sabiendo que sólo se cumplirán los designios de Aláh que todo lo puede.
De aquellos dos niños que corriamos incansables y felices por ésta ciudad donde nos criemos y exploremos de cabo a rabo con aire de juventud, no queda nada.
Recuerdo el olor a azahar, los limoneros y demás árboles frutales de su alqueria, las travesuras por el rio, nuestras luchas con maderos simulando ser espadas, las carreras a caballo-en concreto una en la que caí de las cabalgaduras de aquel caballo tan noble como todos los miembros de su casa sobrado de domaje y yo carente de el, y cayendo al suelo me abrí una buena brecha en la rodilla de la que rapidamente me asistió un anciano que según nos contó después fué médico del califa Abderramán-que Aláh lo tenga donde se merezca- y abuelo de mi rival de correrias-.
Recuerdo la bondad de aquella familia en concreto de su madre que siempre nos animó a que estudiaramos, de su padre recuerdo su extrema personalidad y carisma, que buscó la muerte de regreso a su casa desde la santa peregrinación. ésto marcaría por siempre el caracter de aquel niño inocente.
Me llamo Zawiyat al-Maqqa'iz y como he dicho antes cuento ya con algunos años, en ésta habitación encima de una silla descansa mi yelmo, aquel que lucí junto al que me acompañó muchos años antes por el rio de la infancia.Juntos guerreemos en numerosas batallas de las que recuerdo la batalla de Zamora donde salí mal parado pero contaba con menos años y pronto sané, de la que sólo me recuerdo en camilla junto a otras de los muchos heridos que allí nos hicieron y entre ellos alli estaba yo en aquella sala con techo de tela y con el edor que la lucha deja cuando descansa, envuelto entre aleridos de dolor y aquellas miradas penetrantes y perdidas en lo mas hondo, esfumandose poco a poco como el huumo que dejaron nuestros ejercitos en la ciudad cristiana.
También recuerdo la batalla de Barcelona de la que lleguemos embarcados e hicimos gran botín de esclavos de los que les dimos trabajo en el puerto arreglando y ampliando nuestros barcos para el regreso con mas huespedes. Alli en aquella ciudad nos quedemos muchos días.
En la batalla de Coimbra -que se tornó muy violenta pero supimos vencer con facilidad-, de los esclavos capturados iba mi futura mujer de la que me enamoré nada mas verla y pedí a mis superiores que la soltaran para mí, llevandola así a la ciudad califal.
A ella se lo dí todo y era -y digo 'era' porque murió hace unos años, sumiendome a mi en la mas negra soledad y tristeza- alta y de cabellos rubios a la que dí también tres hijos de los cuales dos de ellos murieron en batalla de lo que asumo y siempre me haré culpable de sus desgracias, pues fuí yo quien les enseño a combatir cristianos y notorio es que lo hice mal.
-toc,toc............
-Zawiyat; Adelante..
-Zawiyat; Ah es usted otra vez, hoy me encuentro un tanto cansado, de la herida me brota una sangruza de color negruzca y..
-Médico; tenga usted calma, la herida sigue y usted tiene una edad, siga tranquilo, repose y descanse-Qué es ésto? escribe?..
-Zawiyat; Si algunas cosas que me vienen a la memoria..
-Médico; Eso está muy bien, lo dejo sólo..
-Zawiyat; por cierto. ¿Como sigue?
-Médico; mal, no tenemos noticias hasta dentro de unas horas que llegue el próximo correo...
(Sale el Médico por la gran puerta de madera y el viejo enfermo coge la pluma y la tinta, deteniendo su mirada en las espadas de sus hijos que reposaban en la pared detrás de la puerta)
-pobres hijos mios, pronto estaré con vosotros-..
..Sepan ustedes que el hijo que me queda vivo se hizo cristiano y se fué a hacer vida a las tierras infieles, no se nada de él, sólo que estudió la carrera de medico.-que Aláh lo perdone-
Recuerdo también las batallas de Sahagún, Eslonza y Braga hasta Santiago donde arrasemos su catedral menos unos restos muy venerados por la cristiandad y hasta sus campanas vinieron a la capital califal a manos de los infieles que capturemos como esclavos.
Pamplona fué mi error donde me dispararon con una ballesta y herí ya por siempre.
Después y en mi ausencia dicen aqui en mi ciudad que hicieron gran batalla alli en un peñasco donde salió victorioso el califato frente a la coalición Navarra, Leonesa y castellana.Pero eso paso ya hace dos años y es hora de dormir.........
-Toc, toc....toc
-Sirviente; señor tiene un correo muy urgente
-Zawiyat; hazlo pasar..
 

Sr: Zawiyat al-Maqqa'iz ;
 
Ésta noche del día 10 al 11, a muerto el hayib, le mando éste correo urgente para
que le quede constancia, ya que me nombraba mucho vuestro nombre y recordaba cosas
que vivisteis juntos.


Su rostro podía verse pálido y con alguna que otra mueca de dolor, consumido por la incan-
-sable diarrea que días atrás padeció, intenté yo remediarla pero ni las hierbas ni medicina alguna en éstos casos hacen efectos curativos, también le daban fiebres altas. Su hijo que humedecía los labios del padre, junto con algunos sirvientes estaban en la majestuosa cabaña de telas y harapos lujosos, leyendo u orando del Libro Sagrado escrito por el que yacía enfermo.Cuando aquel moribundo hechó a todos los sirvientes y quedemos sólo los de mayor confianza junto con su hijo con el que departió un rato antes de que cerrara los ojos para siempre.
he de decirte ahora que a muerto que siempre me llamó Zawiyat. Espero que éstes bien y algún día
sepas perdonarme y pueda ir a visitarte. un abrazo..

.Madinat al-Salim (Medinaceli),a 11 de agosto del año de 1002. Teodoro.
_________________________________________________________________________________
. pequeño homenaje al hayib de Córdoba, hoy 11 de Agosto de 2012 que hace 1012 años que todas las campanas cristianas tañeron su muerte y el tambor se guardó bajo llave con tierras de diversos lugares tintadas en sangre. Murió Almanzor.

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Michel Zamora.
Published on e-Stories.org on 19.08.2012.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Geral" (Poems)

Other works from Michel Zamora

Did you like it?
Please have a look at:

RENAISSANCE - Mani Junio (Geral)
Dans mon lit - Rainer Tiemann (Amor e Romance)