Antonio Justel Rodriguez

Para estas horas

 

 

 

 

… compañera, podría parecer como si este día bronco

hubiera llegado dispuesto a exterminarnos del alma la sed

y la memoria;

… y, sin embargo, algún amor quedará sobre la mesa, alguna melodía

que se resista a morir, aquí y allá algún espejo roto o ajado,

siempre algún cariño rodando, algún beso último,

tal vez el primero;

... que esta amistad mía te dure; la que quiero cuidar y llevar en el pecho

contra todas las noches y propósitos, contra la propia muerte,

              que te dure siempre, siempre;

              y no, no te quedes sola frente al río,

pues la paz del agua destruye y besa, y luego, también, al recordarse;

... amiga, partamos, no importa;

ya ves, libres, cual viento mismo, con afecto nos reconocen y reciben los álamos;

               […y al marchar va la sangre serena,

              pero dándose golpes tintinean las hojas y los caballos del pecho tascan

contra los muros del corazón; contra ellos piafan, y airados, terriblemente airados,

una y otra vez, con furia, por el alma pugnan, se hostigan y encabritan] 

 

 

 

 

http://www.oriondepanthoseas.com

 

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Antonio Justel Rodriguez.
Published on e-Stories.org on 19.11.2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Aflição de amor" (Poems)

Other works from Antonio Justel Rodriguez

Did you like it?
Please have a look at:

DICE BERNARDO, hijo menor (panthoseas) - Antonio Justel Rodriguez (Geral)
A little rain of Irish blessings - Jürgen Wagner (Aniversários)