Maria Teresa Aláez García

Ostentacion

 OSTENTACION.

Llega el mes de mayo. “Que por mayo, era por mayo” Precioso romance del prisionero, que a traves de la ventana de su celda escuchaba el canto de un pajarillo que le ayudaba a reconocer los dias y las noches. Pajarillo que murio a manos de un ballestero. Las cosas mas sencillas pueden ayudar en mucho a la gente.

En este mes de mayo hay gran cantidad de celebraciones. La primavera esta en todo su esplendor. El primer domingo de mayo, se celebra el dia de la madre. Todo el mes de mayo es un mes llamado “florido” y en el ambito clerical es llamado el “Mes de Maria”. Tambien es mes de romerias, de comuniones, bodas y bautizos sobre todo. El mes mas blanco del año por la cantidad de prendas que lucen este color.

Si en la naturaleza, con un mínimo color y una revisión, las flores, los árboles, renacen, igual deberíamos hacer los seres humanos. Arreglarnos un poco, hacer dieta. Pero no este mes y prepararnos para el verano, sino durante todo el año y dejar de acomodarnos. Cada cual en su lugar es capaz de hacerlo.

En cuanto a las celebraciones, es increíble la cantidad de dinero que se puede llegar a gastar, total para un solo uso. Además parece que se empeña la gente hasta las cejas incluso en tiempos de crisis y también parece que si no se realizan estos enormes gastos, los demás miran por encima del ojo o de menos. Es ostentoso y pura vanidad el parecer por parecer. Gastarse un sueldo entero en un vestido para usarlo en una sola ocasión, habiendo gente que se esta muriendo de hambre y estando en crisis. Dice la gente: porque puede, lo hace. Puede, si, robando a quien mas lo necesita. Si a todos nos pagaran el sueldo que realmente nos corresponde, no podrian tanto. Si en el tercer mundo pagaran a los cabezas de familia su sueldo real para mantener a sus familias, para no tener que vender a sus hijos en la prostitucion y para no tener que emigrar o dejarlos sin comer, tampoco podrian. Y los niños dejarian de trabajar y se escolarizarian que es lo que se ha de hacer. Si a esos chinos que encontraron en Madrid, malviviendo en una lavanderia y trabajando mas de la cuenta, se les hubiera dado su casa y su sueldo, no podrian tanto. Si la vivienda, la enseñanza, la sanidad, la educación, el vestido y el transporte publico asi como la comunicación – telefono e Internet – fueran gratuitos – los moviles y los coches no, podemos usar transporte publico – pues eso, no fueran capitalizados y fueran del gobierno, pagados por el estado y gratuito para el pueblo, no podrian tanto tampoco. Esa clase de chuleria inmadura no viene al  caso.

Al igual que ir buscando los tres pies al gato por cualquier cuestion para sacar defectos sobre todo. Puse por ahí – aun esta sin acabar – el estudio de la sevillana “tengo un canario” cantada hasta por un belga creo. Hay que ver la de vueltas que mi hermana y yo le dimos a una sevillana que solo tiene una frase: tengo un canario. Nuestra mente puede estar tan llena de cosas raras que vemos fantasmas donde no los hay y la gente mete los fantasmas donde no existen tampoco por que tienen ganas de fastidiar y se aburren. Lo mejor es no hacer ni caso, pasar de todo eso, mirar a esas personas como lo que son, niños. Primero hay que detenerse y mirar y luego actuar. Porque nuestros conceptos premeditados nos engañan muchisimo y  podemos salir perjudicados.

Es ostentoso el prejuzgar. Ostentosa la vanidad y ostentosa la frivolidad. Es ostentosa la prepotencia. Propio todo esto de gente que realmente no esta ocupada.  O de gente muy insegura.

Que falta nos hace abrir los ojos.

Que ciegos seguimos estando.

Sobre todo, si miraramos a nuestro alrededor, en nuestro entorno proximo, cerca de nosotros, donde uno menos se lo piensa. Ahí esta la respuesta, la solucion a aquello que buscamos, incluso el amor. Y, sobre todo, dentro de nosotros.

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Maria Teresa Aláez García.
Published on e-Stories.org on 03.05.2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Cotidiano" (Short Stories)

Other works from Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

Bajel en dos sostenidos - Maria Teresa Aláez García (Vida)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Vida)