Luis Perez

Y lloro

Pocas cosas entrañan tanta dificultad como vestir de palabras un sentimiento, algo que nace de lo más profundo y que sólo adquiere sentido para la persona que lo vive.
Aún así, este es el único medio que tengo disponible para hacértelo saber, lo puedas compartir y quizás llegar a entender, pues no soy lo bastante valiente como para decírtelo mirándote a los ojos sin agachar la cabeza.

 

 
Hacía tiempo que no me sentía tan bien, tan lleno de ilusiones y con la sonrisa permanente del alma. No te miento al decirte que el sol se ha vuelto a poner en mi ventana y que ahora ilumina con más intensidad que nunca. Cuando estoy cerca de ti me siento renovado, vivo… y cuando te ausentas, empiezo a añorarte…

 

 
Pero el destino caprichoso te da y te quita, y no siempre te lo pone fácil, y conmigo no se ha portado del todo bien. Se dice que no hay dolor más intenso que el que sufre el alma, y yo ya tuve una época en mi vida en que la tenía hecha añicos. Pero de todo te repones, y las malas experiencias te hacen más fuerte, más desconfiado, menos sensible… o eso es lo que pensaba hasta que el mismo destino te puso en mi camino.

 

 
Querría decirte mil cosas y de mil maneras distintas pero las circunstancias no me son favorables, y a veces es mejor callar que dejar aflorar los sentimientos. Te mentiría si dijera que no sufro al pensar que nunca podré disfrutar de ti como yo quisiera, que el momento que nos ha tocado compartir no es el más propicio para los dos.

 

 
Cuando te miro a los ojos veo en ti la atención y la ternura que he buscado durante mucho tiempo, veo que es posible perder la razón por otra persona y hacerla el eje de tu vida. En tan poco tiempo te he cogido un cariño que va más allá de una simple amistad, no lo puedo negar, pero al mismo tiempo se que no se puede ir más allá, no por mi, sino porque cuando quieres a una persona buscas lo mejor para ella, la proteges como si de un tesoro se tratara e intentas que nada ni nadie la incomode.

 

 
Al mismo tiempo te digo que esta sensación de angustia, de inquietud es una dulce condena, pues sólo aquellos que la viven saben dar sentido a la palabra amor.

 

 
Nunca podré agradecerte el hecho que hayas despertado en mi esas ilusiones, que me hayas devuelto las ganas por enamorarme, por vivir y suspirar por otra persona.

 

 
No quisiera que después de leer estas líneas cambie en algo tu actitud hacia mi, no es mi intención. No te estoy pidiendo nada pues me lo estás dando sin quererlo, y no pienses que lo estoy pasando mal porque es todo lo contrario. 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Luis Perez.
Published on e-Stories.org on 07.12.2006.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Aflição de amor" (Poems)

Other works from Luis Perez

Did you like it?
Please have a look at:

Darkness of a way - Helga Edelsfeld (Pensamentos)