Leonardo Azuaje Silva

4 paredes

Jonas

Camisa blanca. Pronto a crecer
 
 Pasadas las 10 de la mañana, en un amanecer intensamente brillante, Jonas tenia apenas 7 años cuando sólo contaba con una hojas blancas y colores para dibujar. Sólía escribir y relatar historias sobre su pasion por la magia, la brujeria y la hechicería. No contaba con aquello que todo niño de la alta sociedad tenia, pero a su vez, tenia mucho que aportar gracias a su inteligencia. Jonas ya tenia bigote, era el mas alto del salón, el mas ocurrente. Tenia un aspecto distinto a los demás. Veía las cosas desde otro angulo. No era (a pesar de ser un niño) uno mas del montón. 
  Para algunos, ese dia iba a ser el mas importante del añi escolar. Se celebraba el carnaval y la fiesta estaba armada en cada rincón del colegio. Jonas llevaba una de las mejores mascaras. Era un gran artista y sabia como impresionar a todos y cada uno de los presentes. El viento soplaba con tanta fuerza que parecía derrumbar las ramas de los arboles. Alrededor de la casa de Jonas habia unambiente cálido y prospero. Algo como la navidad. La fiesta se aproximaba y ya era hora que mamá llegara a casa para ir al colegio. La ducha se convertía siempre en el escenario de pop-rock mas producido y lleno de multitud que existía. Jonas era la estrella y la energía podía percibirse a kilometros de la casa. 
  Por otro lado, Mary y Sam, hermanos mayores de Jonas culminaban sus estudios en el mismo colegio. Lucy era una chica testaruda, ruda, inteligente, callada, con pocos amigos y muy servicial al mismo tiempo. Siempre fue la mejor portada del grupo. A su vez, Sam eformaba parte de las estrellas del sector. Era deportista, con buen cuerpo, grosero y repugnante para muchos, agradable para todas las chicas. Sin embargo, a medida que fueron creciendo se fueron desuniendo poro a poco en sus mundos pero algo los mantenia juntos: el entorno.
  La calidez y la buena vibra estaban alrededor de Jonas quien ya estaba listo para irse al colegio con su madre. La Sra Estella. Estella, una mujer refinada, con estilo, clase y al mismo tiempo humildad, se encargaba de llevar a su cachorro todos los dias a clases y de traer a los grandes a casa. Trabajaba arduamente para mantener una casa de clase media en la que habia mas gasto que ganancia. Bernardo, un hombre de aspecto fachoso pero repugnante era el padre de los tres chicos, iba y venia como ave que vuela por el cielo y solía mantenerse siempre al margen de cualquier cosa que ocurría.
  Jonas estaba listo! tenia su camisa blanca puesta, la mascara en sus manos, las tareas hechas y toda la disposicion para ir a clases y encontrarse con sus grandes compañeros. Estella llegó muy estresada y con apuros llevó a Jonas al colegio. No se entendía nada. Jonas estaba confundido. Su madre estaba con ojos llorosos y le decia que todo iba a estar bien. Aumentaba la velocidad con frecuencia y con el fondo musical de una canción melancolica, a Jonas se le fue armando el rompecabezas que siempre tuvo en su cabeza.
Todo empezó a tornarse extraño. Jonas se sentia feliz por un lado y preocupado por el otro. Se preguntaba muchas veces que pasaba, que ocurria o que habia sucedido antes de irse al colegio. Los arboles no daban respuestas y de pronto llegaron voces a su mente diciendo: ¨No te vamos a dejar solo. tranquilo. todo se pondrá peor a partir de ahora. Sólo cuida a tu mamá y no te olvides de vivir...¨ Jonas no supo diferenciar lo que pasaba y sabia que algo pasaría en ese dia tan perfecto y luminoso que le habia regalado la madre naturaleza. De pronto habia tensión en el ambiente. Ocurria algo mas allá. Como el aviso de una tragedia o de peor aun, una vida turbulenta.
  Pasadas unas horas, Jonas se sentía extraño pero seguia compartiendo con sus amigos. De pronto con fuerza alguien abrió la puerta del salón. Era la Sra Estella. Se acercó al profesor y le dijo en voz alta: ¨Profesor disculpe, vengo a llevarme a Jonas. Estamos en una emergencia! si Bernardo viene por favor no le diga nada! digale que no sabe donde esta Jonas y muchos menos donde estoy.¨ Jonas quedó perplejo. Sus dudad estaban aclaradas. Su mente se paralizó por completo y se sumergió en un viaje desconocido por la larga via de lo desconocido. Iba agarrado de la mano de su madre y no entendia. No escuchaba nada, no sabia que hacer, entendia que sucedia pero él no podía hacer absolutamente nada. Era sólo un niño.
  Mas tarde en una habitacion de hotel, Lucy, Sam y Jonas se encontraban durmiendo mientras la Sra Estella resolvía como hacer con ellos y lo que estaba enfrentando. Todo estaba en caos. El ambiente era abrumador, catastrofico e imperante. Elmaquillaje de la Sra Estella lo decia todo: ALGO MALO ESTABA SUCEDIENDO. Jonas en su intento por hacer sentir mejor a su madre se le acerca y le dice: ¨mamá, ¿que pasa? ¿Donde está mi papá? ¿Por que lloras?¨. La Sra Estella con un nudo en la garganta lo mira a los ojos y le responde: ¨Tu padre y yo hemos decidido dejarnos. Terminar nuestro matrimonio porque ya no funciona y nos está buscando. Me amenazó con quitarmelos a uds y no quiero que nada malo suceda¨. Los rostros de asombro de los tres chicos fueron evidentes. Lucy y Sam se miraron. Jonas a su vez cogió las dos manos de su madre y le dijo: ¨No va a pasar nad Te voy a cuidar y mis hermanos tambien¨. Inmediatamente con una actitud muy segura, Jonas volteó a ver a sus hermanos. Sólo Sam emitió el peor de los cmentarios: ¨Mi papá no es capaz de hacer eso. Seguro algo malo le hiciste para que todo esto pasara, vamonos a la casa!¨. La Sra Estella sólo cayó y abrazó a Jonas. Era algo que sólo ella entendía y que no podia evitar sentirlo. Su vida estaba entre ella y sus hijos. No queria mas nada. No esperaba mas.
  Al cabo de tres dias en el hotel, comiendo en casa de otros familiares y ya mas tranquilos, deciden volver a casa para retomar sus vidas y seguir adelante. Al llegar, la casa estaba abierta de par en par. Música a todo volumen y un olor a ron que sólo daba una respuesta. Bernardo esperandolos. 
  La Sra Estella se acercó a la casa y comenzó a discutir con Bernardo a gritos. Un rato mas tarde salió a presurada de la casa y arrancó en su carro. Los chicos se quedaron allí afuera y al entrar Bernardo los sentó a los tres en el sofá y con tono de burla les dijo: ¨Esa que se fue es una prostituta! la madre de ustedes tres! sepanlo! es una gran prostituta! me fue infiel con otro hombre y en su trabajo! es una verdadera perra! y yo se los voy a demostrar¨. 
  Fue un valde de agua fria para los tres. Jonas sólo se paró del asiento y se fue a su cuarto. Se encerró en las 4 paredes que definirian el resto de su vida. Sabia que despues de eso nada volveria a ser como antes y que el contaba con 4 paredes con quien hablar. No culpaba a su madre por haberse ido molesta de la casa. El sabia que volvería. Sólo culpaba a algo en el anonimato el porque de las cosas. Se hacia preguntas, no dormía, no comía, no iba a clases... Así pasó un tiempo y todo volvió a la ¨normalidad¨. Jonas pasó a otro grado y ya no era tan infantil. Demasiada información para un niño de su edad y mucho mas aún cuando ya gran parte del problema estaba aclarado por su madre. Las aguas estaban mansas pero Jonas sabía que ese no era el final.
  Sin embargo, la vida continuaba, el colegio era un lugar donde sahogarse para los tres, los amigos se volvian indispensables y cada vez consolidaban mas los aspectos de sus personalidades, Jonas se internaba en las 4 paredes que tanto amaba, las de su cuarto. Hacia un montón de cosas. Actuaba, bailaba, hacia abrobacias y aprendía teatro inventando obras en la que el, por supuesto era el protagonista. La brisa acaricaba su rostro y siempre soñaba con ir a ciudades grandes. Roma,Paris, New York. Jonas siempre tuvo esa mentalidad diferente a los demás. Esas ganas de abrir las alas y volar muy alto para ver el sol. Eso lo distinguia y lo hacia completamente diferente... 

  Pasadas las 10 de la mañana, en un amanecer completamente diferente a los demás. Ya habian pasado ocho años desde aquel momento en el que la vida camió para Jonas. Ahora era un adolescente. Alto, guapo, mas inteligente y galán. Tenia todas las caracteristicas de un chico genial que, sin duda, se convertía cada vez mas importante que el resto. Jonas habia dejado a un lado los bailes y las actuaciónes en privado para convertirse ahora en un joven moderno, pendiente de looks nuevos y sobre todo de enamorarse. Esta vez su camisa blanca estaba guardada en un lugar que sólo el podia acceder y que sus 4 paredes lepermitian sumergirse alli. Jonas sabia que ver esa camisa blanca era recordar ese momento en blanco y negro donde le fue permitido empezar a ser otro. Ya con 15 años veia la vida diferente y de vez en cuando tenia sus niñerias como todo adolescente desesperado por crecer. 
  No obstante habian momentos en los que la confusción llegaba su cabeza una y otra vez. A jonas le gustaba el cuerpo que tenia ahora. Era mas marcado, mas grande y con vellos. Sabía lo que era masturbarse, desear a alguien y todo, pero no sabia con seguridad a quien deseaba. Tenia esa duda siempre en su cabeza aunque en el fondo las voces le respondían. 
  Todo era muy divertido,las fiestas, los clubes, la ropa, los juegos y sobre todo las reuniones hasta tarde. Jonas siempre estaba rodeado de grandes amigos. Chicos que aligual que el tenian la posibilidad de ser libres pero no estaban en la misma situación de confusión en la que estaba Jonas. El tiempo era perfecto cuando estaba con su gente y de pronto en una conversación sobre baile y arte algo sucedió. Mateo, un chico del grupo opinó sobre volar, bailar y la libertad. Mateo bailaba en un grupo de chicos. Competian y viajaban por todos lados. Era serio, guapo, alto,blanco, castaño y de muy buen cuerpo. A Jonas no le llamaba mucho al atención el fisico sino la forma de pensar. Era mas bohemio. Mas natural. Desde niño siempre vió la parte sencilla de las cosas aprendiendo en las 4 paredes que mejor lo conocían. 
  Mateo empezó a formar parte de los intereses de Jonas pero de forma amistosa. Jonas se interesó en él porque le parecia agradable su conversación, su forma de ver la vida a esa edad y los planes que tenia al terminar el colegio. Sólían caminar via a sus casas hablando de cualquier cosa y eso parecía divertido. Muchas veces compartían entre varios amigos juegos de nintendo, cartas y las primeras cervezas. Se compaginaron tanto que ninguno de los dos sabia lo que hacia, a donde iba o que podia pasar. Era sólo amistad. No mas que eso según lo que el fisico decía. Las miradas y la protección hablaban por si solas. Jonas sintió en cierto momento una figura masculina que lo cuidaba. Habia una ausencia de esa figura de su padre que lo confundia. Nadie se imaginaba lo que él pensaba. Nadie sabia cuantas veces se acostaba llorando preguntandose cosas. Jonas llegó a extrañar a su padre hasta que este simplemente no apareció mas. Mateo por otro lado, cuidaba de Jonas como un fiel amigo. Lo aconsejaba y le contaba sobre las historias de su casa. Era una buena relación de amigos.
  Un dia, Jonas debía graduarse y salir del colegio junto con sus amigos. Mateo estaba esperando ese dia para sincerarse con él y decirle muchas cosas. Jonas por otro lado estaba distraidocon mas problemas en su casa. Tenia que madurar rapido con 15 años de edad. Ya no pensaba como un chico de su edad sino como un adulto que debia ocuparse de tantas responsabilidades. Poco antes de la fiesta de graduación. Jonas decidió preguntarse muchas cosas y entre lagrimas se aferró a lo que la intuición le decia. Él sabia que debía estar claro consigo mismo pero no sabía como. Tenia muchas cosas en su contra. Sociedad, familia, dinero, en fin.Pudo hacerlo. Jonas estuvo con una de las chicas que le llamaba la atención. La hizo suya y no se arrepintió de ello. Sintió que una mujer es lo mas hermoso que existe en el planeta tierra. Sintió que nunca debía ser como su padre y hablar mal de ninguna. Ni tocarla en vano y mucho menos desprestigiarla como lo hizo aquel dia su padre delante de sus hermanos. Jonas sabía que las mujeres eran hermosas pero que no iba a estar con mas ninguna por el resto de sus dias. En ese mismo momento recordó a mateo y le escribió mensajes. Le dijo lo que sentía, lo que deseaba y que nunca se habia sentido asi. Se acercaba la fiesta de graduación y Mateo no respondía. de un momento a otro caida la noche en a fiesta la madre de Mateo escribió un mensaje a Jonas: ¨No molestes a mi hijo. El no va a ir a esa fiesta. te agradezco seas hombre para respetar...¨. 
Esa noche Jonas tuvo otra herida en el corazón. Mateo ya no iba a estar en su vida y mucho menos cerca de él. Ya no habian mas dias en el colegio y mucho menos en la plaza. Jonas no sabía hacia donde iba. Otra parte de su corazón se quedó en ese momento se detuvo ahí. Esa noche, en la fiesta de graduación...


















Continuará el segundo Capitulo. Gracias

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Leonardo Azuaje Silva.
Published on e-Stories.org on 19.03.2016.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Vida" (Short Stories)

Other works from Leonardo Azuaje Silva

Did you like it?
Please have a look at:

A Long, Dry Season - William Vaudrain (Vida)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Vida)