Hugo Damonte

LAURA Y ROLANDO - AQUEL AMOR

Imposible olvidar esta dulce historia de amor iniciada en los finales de los años 60 cuando la juventud nos permitía estar disponibles para vivir un gran amor.

Laura y Rolando, el primer amor, ese que nunca se olvida , la primera mirada, el primer beso, la caricia cual parece una prenda de seda que abriga nuestros cuerpos; ese primer amor que nos cambia la vida.

Esta verdadera historia de amor, comenzó hace más de 40 años y a veces me vuelve a la memoria porque estuve muy cerca de ambos.

Yo fui el mejor amigo de Rolando, aquel joven que estudiaba medicina, y quien fueran junto a Laura los directos protagonistas de la historia que voy a relatar en esta reseña.

Dejo en mi un grato y hermoso recuerdo; pero mas a Laura y Rolando; porque como decía el escritor García Márquez; “Recordar es fácil si se tiene memoria; olvidar es difícil si se tiene corazón”

Fue así entonces que, en aquel mes de diciembre, fuimos invitados a un festival de fin de curso que se hacia en el patio grande de un colegio de nuestra ciudad, por entonces teníamos 20 años, millones de ilusiones, de sueños, pero sobre todo juventud.

Llegamos y el patio estaba reluciente como nunca, iluminado por las luces artificiales y las estrellas que nos veían desde el cielo, colmado de adolescentes llenos de proyectos.

En un momento, con Rolando nos dirigimos a la cantina del colegio, en busca de algunas bebidas, y fue así entonces, donde en ese lugar estaba Laura, a la que Rolando vio esa noche por primera vez.

Fue  entonces; sin que Laura lo notara, se le cae un pañuelo, y Rolando; se acerca para levantarlo, se lo entrega y se miran; produciéndose la magia de la primera mirada, a mi amigo le brillaron sus ojos.

Hola; se te cayo este pañuelo; creo no  te has dado cuenta” dice Rolando, y entonces Laura responde, “Gracias, si perdía este pañuelo hubiese entristecido; era de la abuela, me lo regalo antes de morir; suerte que lo viste 

Si lo he visto; pero a decir verdad, es a ti a quien miraba, cayo tu pañuelo y de repente lo levante porque así tenia la posibilidad de verte mas de cerca, me encantan tus ojos”

Así comenzó la historia de amor entre Laura y Rolando, ya que a partir de ese momento bailaron toda la noche.

Rubia de azules ojos, delgada, bonita y elegante, y Rolando, un chico moderno, alegre, conversador,  aunque poco romántico.

Las ultimas dos horas del festival; empiezan los temas lentos, selección inolvidable; Somos Novios, Adoro; Esta tarde vi llover, Hablemos del Amor y tantos otros.

Recuerdo entonces yo estaba bailando cerca donde se encontraban Laura y Rolando,  y auque hacia apenas horas se habían conocido ya bailaban como novios, de repente veo que separan sus mejillas y se besan. Y entonces, veo a ella que lo toma de sus hombros, el de la cintura y siguen bailando, en verdad hacían una hermosa pareja.

A partir de aquella noche empezaron a vivir Laura y Rolando – Aquel Amor porque; hay muchas historias de amor, pero………., esta la vivió alguien que mas que amigo, para mi fue un hermano; con quien compartimos muchos momentos inolvidables en nuestra juventud.

Desde entonces; Laura y Rolando empezaban a convertirse, una sola persona, dos almas gemelas, eran como el pan y mantequilla, no perdían de verse, y aunque ambos estudiaban y trabajaban siempre tenían un espacio para compartir al menos un café con la sola intención de verse.

Laura era de familia alemana, su padre era un ingeniero; director de una importante empresa en Argentina.

Llega así el año siguiente y Laura empieza a visitar la casa de Rolando, y mi amigo la casa de Laura; solo eran ELLA y EL, Laura, admiraba a Rolando, y el solo tenía ojos para ella.

Cada minuto de amor que pasaban juntos eran horas de felicidad, no veían el momento de encontrarse, solamente querían estar juntos,  entre ambos, solo habían sueños, proyectos, estaban escribiendo su historia de amor.

Laura era de familia de dinero, mientras que Rolando, era de familia de trabajadores, ya que sus padres trabajaban y no ganaban tanto dinero como el padre de Laura, pero vivían felices.

Seguía la historia, bailando los sábados en las confiterías de nuestra ciudad, y así, con esa unión  llegaron a cumplir su primer año de novios.

Mi amigo estaba feliz, desbordaba de alegría, hasta que al llegar al comienzo del segundo año de noviazgo,  durante los primeros 6 meses todo seguía de maravillas.

Pasados ya los primeros meses ; Laura varias veces se encontraba ausente, su mirada perdida mirando sin ver, mientras que Rolando, preguntaba una y otra vez si le pasaba algo, pero ella no respondía, el notaba distancia, nada hacia preveer que no hubiese amor de su parte; pero a decir verdad, la distancia era notable.

Así transcurrieron los meses hasta que llego diciembre; Laura y Rolando; estaban llegando a los dos años de noviazgo, y se los veía enamorados.

Pocos días antes de cumplir los dos años, un sábado en la noche, Laura y Rolando, deciden ir a bailar, los dos solos, sin amigos en común, fueron en el auto del padre de Rolando, ella, aquella noche según me contó Rolando se la notaba muy extraña.

La confitería bailable era nueva, estaba sobre la avenida principal en nuestra ciudad; y Laura estuvo más que nunca abrazada a mi amigo, lo beso como nunca y detrás de cada beso, caía una lágrima de sus hermosos ojos azules.

En un momento, Laura mira los ojos de Rolando y le pregunta con la voz acongojada; “Me amas mi amor “; y el secando sus lagrimas responde, “sos lo único que amo y amare en mi vida”; solo necesito saber algo mas ; dice Laura; “Podrías llegar a odiarme algún día” ; Rolando vuelve a besarla y responde; “Sos mi gran amor y lo sabes; y como dice mi amigo El Flaco;  lo que se ama con el alma, no puede odiarse y vos, vos sos mi alma”

Vuelven a bailar y………….en ese momento pasan un tema lento, y Laura  dice  “sabes como se titula esta canción”;  Rolando responde “no, pero  es muy triste, muy triste”.

El tema se llamaba Bailemos solamente una vez más, y decía algo así como:

Bailemos solamente una vez mas; besándonos así después te vas, no dejes a tus lagrimas caer, ya tiempo habrá después para sufrir; no mires las agujas del reloj…………..

La mirada de Laura estaba nublada por el llanto y apretaba a Rolando como si quisiera meterlo dentro su corazón, de su alma, llevarlo en ella más que nunca, pero………, el tema se termina y entonces le pide a Rolando la lleve a casa.

Llegan a casa de Laura y se despiden como nunca, y quedan en verse el martes en la noche, Rolando tenia un examen en la facultad de medicina el lunes y después entraba en vacaciones; al día siguiente, no se vieron ya que Rolando debía estudiar para el examen.

Llegado del examen el lunes, no la llama a Laura por teléfono; era tarde y decide hacerlo en la mañana siguiente desde su trabajo; pero…………; el teléfono de Laura no responde; lo comenta con su padre y le dice a Rolando, quizás el teléfono se ha descompuesto, llegate a su casa esta noche, como quedaron el sábado.

Llega de trabajar y va hacia la casa de Laura, fue entonces que al llegar encuentra un cartel enorme frente la vivienda que dicia SE ALQUILA ESTA PROPIEDAD.

No entendía nada, nada, creía estar soñando, no veía nada, solo se preguntaba porque, porque Laura no me dijo nada!!!!.

De repente de una casa frente donde vivía Laura, sale una mujer, traía un sobre para Rolando; le pregunta a la vecina si ella sabia algo, y le responde; no muchacho, solo se que Laura te dejo esto para que leas, y entiendas.

Yo hijo; rezare por ustedes, porque SE AMAN como nadie se puede amar en este mundo. Rolando seguia sin entender nada, solamente se apoyo en el auto de su padre y miro la casa otra vez odiando ese maldito cartel de alquiler.

Abre el sobre para leer la nota,  decía lo siguiente:

Amor mío

No me odies, TE AMO, solo te pido perdón, a mi padre lo trasladaron a Alemania, a Hannover, hace 6 meses empezó esta pesadilla en mi vida, no quise decirte porque la verdad tenia miedo, miedo de perderte, pensé que podía revertirse la decisión en la empresa; pero ya vez, no fue así. De todas maneras, quiero pensar que volveremos a vernos nuevamente, se que esto te hace daño, y yo lo hago, yo que soy TU AMOR; que recuerdo cada palabra tuya, cada mirada, cada beso, y me abrazo a nuestras fotos, a nuestra historia de amor; y siento que desde ahora seremos tan solo una leyenda; y es por eso que no puedo dejar de llorar.Tal vez La Leyenda de un gran amor, pero pase lo que pase, SIEMPRE SERAS MI AMOR; perdón de nuevo - TE AMO MAS QUE A MI VIDA.

Mi amigo entonces con una enorme angustia, nublados sus ojos por las lagrimas, sube al auto y queda sentado un largo rato a reponerse, y tratar de entender un poco más lo que estaba pasando; pero ya era inútil; la historia de amor había tocado el final; solo quedaba en ellos cada minuto de amor que juntos vivieron, y que el tiempo, pueda cerrar esa herida que marco el destino de cada uno.

Rolando, durante varios meses, soñaba por las noches que ella volvía, y hasta despierto parecía verla en otras chicas; pero……….; tan solo soñaba.

Entendió  al volver a escuchar aquella canción, Bailemos solamente una vez mas ; lo que Laura quiso darle a entender aquella ultima vez que estuvieron bailando en la coqueta confitería de nuestra ciudad.

Después, nos unimos más que nunca, éramos más que amigos, casi hermanos, pero había cosas que a pesar de nuestra amistad, nadie puede borrar.

Mi padre supo decirle, el tiempo es sabio Rolando, solo el es capaz de calmar un dolor sea cual sea mas no borrar la herida,  a pesar de todo; después de casi diez años; cuando mi amigo hablaba de Laura, todavía se empañaban sus ojos, repitiéndome siempre la misma frase:

Flaco; Yo soy de Laura; siempre seré de ella.

La vida siguio su trayectoria, y nos hicimos mayores; Laura se había casado con un compañero de su padre, mayor que ella, y tienen un hijo.

Rolando se recibe de medico en traumatología se casa y se radica en España, donde después de cinco años retorna a la Argentina pues su padre estaba muy enfermo y el quería estar acompañándolo, ya que era el único hijo.

Pero el destino; implacable y caprichoso, los cruza una tarde, Laura y Rolando, se miran, se besan, ninguno de los dos podía creer lo que les estaba pasando, y como era de esperar, volvieron a estar juntos, habían pasado casi quince años, pero era inevitable, Laura y Rolando - eran el amor.

Paso un tiempo y el padre de Rolando fallece, y apenas unas semanas mas tarde, Laura se vuelve a Alemania, y mi amigo, entendió que se amaban si, pero se debían a otras personas, estaban los hijos, los cónyuges, pero el amor de ellos seguía como cuando eran adolescentes.

Recuerdo una vieja charla con mi amigo; “El Alma y el corazón, jamás entenderán de estados civiles, de códigos; de lo que esta bien o mal, ELLOS tan solo entienden de amor”. Una gran verdad.

Rolando se vuelve a España, y perdemos el contacto, la vida por causas vaya saber cuales, nos aleja, aunque se que, me recordó siempre, como yo lo recordé a el.

Después de divorciarme; años mas tarde volví a vivir al mismo lugar donde habíamos nacido, y algunos años despues me entere cierto día que Laura, había sufrido un accidente de autos en Hanover y había perdido la vida, entonces ella tenia 60 años.

A Rolando lo hacia en España, y no me equivoque, pues no hace mucho, una tarde encuentro a un amigo de la adolescencia quien solía viajar y atenderse con Rolando en España, ya que tenia una clínica en Barcelona.

En uno de sus viajes, se dirige a la clínica de Rolando; y uno de sus hijos, le dice que se había suicidado hacia algo más de un año.

Cuando me lo contó, sentí una enorme angustia, me dijo que me recordaba pues le hablaba de mí cada vez que lo atendía.

Entonces recordé aquella frase que siempre Rolando me supo decir cuando hablamos de Laura.

Flaco; Yo soy de Laura; siempre seré de ella.

Por eso entendí la causa del suicidio, la extrañaba tanto que necesito ir a su encuentro; yo entonces me quede con la convicción que ahora ya nada podrá separarlos, para poder ser  mas que nunca; Laura y Rolando - Aquel Amor.

-----------------------------------------------------------------------------

HD - El Flaco – Historias de un Soñador

Algo del Alma – Por Siempre

 

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Hugo Damonte.
Published on e-Stories.org on 09.02.2016.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Amor e Romance" (Short Stories)

Other works from Hugo Damonte

Did you like it?
Please have a look at:

EL VIAJE AQUEL - Hugo Damonte (Amor e Romance)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Ficção científica)