Ramiro Espinosa

VIERNES 20 DE FEB. CORRER.

El año pasado, alrededor de marzo, ejecuté decisiones que traían aparejadas grandes cambios en mi vida. Intentando orientar mis acciones hacia donde sentía que realmente quería. Hoy, un año después, siento que me fué muy bien en varios aspectos. En otros un poco menos, pero en general el resultado es mucho más que satisfactorio. 

Dentro de ese marco una de mis prioridades era cambiar mi vida extra sedentaria y convertirme en un deportista. Hacía ya 16 años que había abandonado (salvo esporádicas circunstancias) la actividad deportiva habitual. En el medio consumí enormes cantidades de miles de litros de bebidas alcohólicas y toneladas de comidas. Como consecuencia de eso aumenté unos 20/30 kilos, depende las épocas. Fisicamente la ruina fue total, aunque tuve solo un gran progreso muy notable pero es demasiado íntimo para contarlo. 

Luego de algunos meses (varios) de idas y vueltas, alrededor de agosto comencé lo que quería: correr diariamente. Tuve algunos altos y bajos hasta que logré, en los últimos 3 meses, consolidar un promedio de 5 salidas a correr semanales. De una hora cada una. Lo cual es mucho y me pone muy contento. 

En ese marco de corridas diarias comencé a bajar peso y sentirme mejor. Hoy peso como 13 kilos menos que cuando comencé. Todavía me falta un largo trecho, pero lo considero un gran logro y a la noche me voy a dormir contento por eso. Por suerte lo que había sido un gran progreso notable e íntimo se mantuvo igual sin cambios asi que también me voy a dormir contento por eso. 

Saliendo a correr cada día, siempre por el mismo lugar, y casi siempre a la misma hora, fui conociendo diferentes personas que están ahí: en la calle. Y tomé por costumbre comenzarlas a saludar cuando pasaba. Recibiendo su saludo a cambio. Asi es como que se me hacen más cortas las distancias. Estoy en el punto tal saludo a tal, el próximo punto de referencia es tal, donde saludo a tal. Y asi. Quizás suena pavo, pero me ayuda un poco. 

Correr (por día hago unos 8 km) es una tarea bastante hartante, cansadora y fea. Aburrida como pocas. Pero una vez que terminás la distancia del día te sentís Sylvester Stallone en ROCKY. No llevo mp3 y corro muy despacio asi que las distancias se hacen enormes y abrumadoras. Eso explica esta conducta. 

Salgo de mi casa, paso frente al DISCO SHOPS, luego el ESPINOSA MALL, todo el costado del jockey, valparaíso hasta circunvalación, cruzo el puente tomo a la derecha hacia Camino Rio Cuarto por la colectora de la circunvalación. Paso Maderas Scheimberg, Pistones Persan, el ex cliba hoy CRESCE hago unos cien metros mas y pego la vuelta. 

Desde hace algunos meses me cruzo (el viene de frente hacia mi) con un señor mayor. Pequeño, de cabellos y bigotes blancos. Que camina a un muy buen ritmo, con buenos movimientos. Yo le calculaba unos 65 años. Mirando al frente y caminando rápido. Usa habitualmente una gran gorra que parece un par de talles más que la que debería usar, shorts y remera tipo LACOSTE. Tiene mirada y pinta de milico retirado. 

Luego de cruzármelo varias veces y darme cuenta que el tipo salía a caminar como una actividad deportiva y no era algo casual que ande por ahí, y a pesar de que no tiene cara de tantos amigos, comencé a saludarlo. 

Yo pasaba: "hola", seguía. Las primeras 2 veces no me contestó nada. La tercera dijo algo como "grr" y a partir de la cuarta comenzó a decir "hola". 

Bueno, asi venía la historia. En determinado momento, hace algunas semanas, el tipo me ve venir. Cuando estoy al lado digo "Hola, buen día. Como le va ?" (como siempre digo). El me dice: "VAMOS, VAMOS, MAS FUERZA, MAS RAPIDO". Yo paso a su lado un poco sorprendido y me quedé pensando en sus palabras (no tenía nada mejor que hacer que mover las piernas y pensar). Tenía un poco de razón. A veces voy avanzando pero muy pajero, a un ritmo muy lento. No camino, pero es realmente despacio. Son sobre todo esos días que uno como que no tiene ganas, no ?. 

Luego de eso dije. voy a tratar de meterle un poco más de pilas. Y asi fue. Sobre todo "obvioooo" cuando lo veía venir al viejo, le metía garra y pasaba más rapidito. 

Así transcurrió una semana. Luego aparece un día el vejete (siempre caminando rapidito) y cuando paso al lado y lo saludo me dice: "BAJÁ MÁS LAS MANOS, MÁS ABAJO, MÁS !!!". Asi con su voz de milico retirado. El tema es que si bien nos vemos venir desde lejos, ya que la recta es interminable, el tiempo que estamos al alcance de la voz y del oido del otro son solo segundos. Menos que 2 segundos. El pasa para un lado, yo para el otro. Por eso interpreto que el viejo ni con un saludo comienza, baja las instrucciones de una. Secamente. 

Bueno, la cuestión que me quedo con la duda. Una noche me pongo a investigar en el wikipedia (para comenzar) y leo que el movimiento de las manos y brazos es muy importante en el "correr". Equilibran, ayudan, etc. Bueno, una vez leído eso me pongo a tratar de mejorarlo. No es fácil ya que el "correr" es algo que uno tiene muy incorporado y no resulta simple cambiar los movimientos de un momento a otro. La cuestión es que lo intenté y me dió muy buenos resultados. Pude obtener mayor velocidad en algunas ocasiones y sentir menos cansancio, mejor oxigenado el cuerpo, etc. Seguí el consejo del viejo caminante y creo que me dio frutos. 

Ayer venía trotando a duras penas ya que no tenía nada de ganas. Aún asi llevaba un ritmo aceptable. A lo lejos, justo cruzando el puente de circunvalación lo diviso al viejito. Esta vez iba para la misma dirección que yo. Siempre con su gorra, su short y su remera tipo LACOSTE. 

Como el viejo tiene 65 (según pensaba yo) y además solo camina aunque a muy buen ritmo, es obvio que lo alcancé. Cuando le paso al lado lo saludo "Como le va ? Buenas tardes!". Lo sorprendí un poco porque el no me veía venir, lo abordé por la espalda. Asi que me contesto algo indeterminado pero yo seguí. Por supuesto que al pasar a su lado aumenté mucho el ritmo y comencé a bajar y subir las manos como creía correcto, mucho. Para que no me rete. 

Una vez que lo pasé me olvidé de mi amigo el viejito y seguí con mis cosas. Ya había avanzado como 800 metros más, estaba a la altura del exCLIBA, hoy CRESCE, un poco antes. Y siento como unas pisadas sostenidas, a lo lejos, atrás mio. 

Siempre hay alguna gente corriendo por esa zona asi que no me pareció extraño. Como consecuencia de lo que sentí aumenté un poco el ritmo, ya que siempre hay algo de orgullo en juego en estas cosas. Cuando yo aumenté mi ritmo dejé de escuchar las pisadas atrás mio, pero solo fue por un ratito. En la puerta misma de CRESCE sucedió: EL VIEJITO. 

Era él, corriendo ! y más rápido que yo !. Me dio como un pequeño susto, tipo CHUKY que no para de perseguirte. Pero bueno, había gente en la zona, asi que no podía asesinarme facilmente. Aparte el viejo debe pesar un máximo de 60 kilos, es peso pluma. Yo hoy peso 99.400. La diferencia es grande. Aparte yo tengo 34. Si me quiere matar con sus propias manos no creo que pueda. 

El viejito me pasa y se pone un metro adelante mio. Y desde ahí comienza a hablarme: "Estaba muy atrás tuyo, pero te alcancé !". Yo me quedo en silencio. Me dice: "cuantos años tenés vos ?". "34", contesto. "Sabés cuantos tengo yo ?", me dice. "65, calculo", le digo. Me dice: "Tengo 75". 

75 años el viejito, y corriendo más rápido que yo. 

Yo ya llegaba a mi límite geográfico, donde pego la vuelta. El viejito seguía corriendo, y con tiempo y aire para decirme: "tenés que poner las manos más abajo, asi" y me señala con su cuerpo como las ponía el. 

Cuando volvía para mi casa pensé que este viejito es un maestro. 75 pirulos y corre bastante, sobre todo para demostrarme a mi que es superior. Y lo es, realmente. 

Mientras reflexionaba sobre eso comencé a poner las manos como las pone el viejito. Excelente. Volé hasta casa. 

Ramiro

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Ramiro Espinosa.
Published on e-Stories.org on 22.11.2015.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Cotidiano" (Short Stories)

Other works from Ramiro Espinosa

Did you like it?
Please have a look at:

A Long, Dry Season - William Vaudrain (Vida)