Brandon Balderas Rocha

Hoy la ví

Hoy la vi.
Hoy la ví con él.
Hoy escuche de nuevo la primavera en su risa,
Si era de Vivaldi o de Abril eso no lo sé, pero primavera.

Hoy volví a ver luceros en sus ojos (que ironía)
Volví a sentir confianza en su postura,
nerviosismo en la mirada,
cariño entre los párpados.
Todo eso ví, y lo ví con él.
 
Con él, con aquél que me gustaría decir ocupa mi lugar.
Con aquél que me gustaría decir que odio y aborrezco.
Pero estaría siendo falaz con mi conciencia si así lo hiciera;
pues lo cierto es que está en un lugar que nunca fue mío,
no es mi sustituto. ¿Cómo podría serio? Si alcanzó más altos lares,
si consiguió tierras más fértiles en su pecho, de los que yo alguna vez soñé rozar.
¿Y qué más merece de mi sino mi respeto y admiración?
Frustrante es hasta cierto punto he de admitir, que todo mi ser y mi entrega,
que todo lo que tan esmeradamente y con tanto empeño bregué por ella, por los dos...
No fue suficiente, no le fue bastante,
y no soy tan necio como para creer que pude haber hecho más.
Simplemente al final no pude competir con él.
 
Sin embargo eso no es asunto de él y mucho menos su responsabilidad,
y no soy capaz de atribuirle rencor alguno, en todo caso le deseo éxito logrando lo que yo no pude,
espero él sea capaz de sanar sus llagas, esas que con tanto ahínco guarda.
Espero tenga la paciencia de la que yo carecí,
le brinde las sonrisas que aún ahora me faltan darle.
Que sea lo que ocupa y quiera, lo que cada día la embellezca.
 
Entonces usted se preguntará:
¿Si no es capaz de odiarle, pero tampoco la alaba, cuál es el sentido de esta obra? 
Pues nunca he escuchado de musa que, por medios tan helenísticos
no sea adorada o maldita. 

He de concederle la razón, por lo menos parcialmente,
pues ni yo mismo encuentro justificación a este remedio de poema;
sin embargo, la ausencia de razones o la carencia de sentido,
no exhonera a las letras de sus sentimientos, por el contrario,
las modela, las ensalza, las destruye y las hace suyas y mías, y de ella y de él.
 
No pretendo comprender el por qué de todo esto.
Mucho menos atribuirle falsamente algún "motivo".
Porque si bien es cierto que con cada día me encuentro más distante de todo esto,
las punzadas de dolor son cada vez menos frecuentes,
y las lagrimas son trocadas por sonrisas.
Siendo sinceros (como siempre lo he intentado) a lo mucho sólo aspiro a ser.
Simplemente quiero escapar de la monotonía,
de esa en la que me había encerrado desde hace tiempo.
No busco más que combatir el sentimiento de soledad que abate al alma
Quiero volver a sentirme humano, y más que humano, más bien sentir.
Sentir algo además del vacío y la rutina.
Sentir algo además de la paradójica indiferencia que me causa todo desde que decidió nuestra escisión, 
desde que el corazón juntos me partimos, desde que fui desplazado de su vida,
y desde que mi vida que al igual que estas palabras no tiene sentido.
Y en la que su ausencia se me ha hecho costumbre impuesta
más que realidad aceptada.

Quiero sentir algo además de esta alegría con dejes de dolor,
de este sufrimiento acidulado con ternura y éxtasis.
De esta confusión del pecho con latidos acelerados, y pesados,
y fríos y reconfortantes y sanadores y punzocortantes que me dejó hoy.
Que me dejó hoy cuando la ví.
Cuando la ví con él...
 

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Brandon Balderas Rocha.
Published on e-Stories.org on 05.11.2015.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Emoções" (Poems)

Other works from Brandon Balderas Rocha

Did you like it?
Please have a look at:

Reflexiones sobre un nuevo amanecer - Brandon Balderas Rocha (Pensamentos)
Good bye - Jutta Knubel (Emoções)
Birds of Paradise - Inge Hornisch (Geral)