Siempre Ricarda

La estrella que te guía.

 
La estrella que te guía.
 
 
La utopía es esa estrella que te guía de noche para no perder el sendero de  la vida,
esa estrella que en tiempos oscuros acomoda mi andar.
Mi destino no es llegar, aunque en cada paso que doy, en cada bocanada de aire que respiro, ella este presente. Mi destino es caminar, buscar el rumbo, y es ahí cuando mi estrella entra en juego.
 De día la improvisación es cuestión de intentos, las fallas son asimiladas ampliando el panorama;
pero a la noche,  el error es la caída.. Alejarse del sendero es tan peligroso como cruzar el desierto sin agua. La desorientación, la falta de visión y el miedo tiende a hacer desesperar hasta al mas audaz de los mortales.
 En mi primer viaje, allá cuando tenia 15 años.. me enfrente al mundo, camine. Segui senderos y senderos,  el DIA era mi amigo, caminaba mirando esas hermosas ruta trasadas por el caminar de viajeros, nunca  cuestione  su curso nunca apele a sus, aparentemente sin sentidos,   zigzagueos. A la noche, solo dormía.. Sabia que el día estaba hecho para aprender y la noche para guardarse.
Un día ya sin comida ni bebida la oscuridad se abalanzo sobre mi, llegando la luna al punto mas alto a las 3 de la tarde. En ese momento me di cuenta que mi oportunidad coincidía con la falta de luz, tenia que llegar a un pueblo, tenia que caminar a oscuras, tenia que conseguir comida y bebida.
 aquella extraña noche de verano a las 3 de la tarde mostraba una luna menguante de escasa luz, esto complicaba mi visual hacia el sendero. constantemente confundía la ruta con matorrales o claros de pasto. Así, medio a ciegas seguí la calzada por aproximadamente dos horas, hasta que  el camino se  desdibuo, lo que había tomado no era mas que una veta de piedra que se abrió de la vía con el solo hecho de hacer confundir a los nómades irrespetuosos. Intente volver al punto exacto en donde me desvíe, pero la veta había desaparecido. Me encontraba en medio de una estepa a ciegas sin rumbo sin sentido sin guía,  sin comida, ni bebida.
Llanto.. llanto de arrepentimiento al saber de mi error, mezclado con impotencia la no poder volver el tiempo al momento exacto en que perdí el rumbo.
odio.. a esa maldita veta por hacerme confundir y sacarme de mi rumbo
 llanto por el miedo que conlleva la ausencia de una vía segura.
odio al camino, si no lo habría tomado la historia seria distinta.
odio a la estepa por no proveerme de un nuevo camino
llanto por saberme rendido.
 llanto odio hambre y sed.
 
pasada ya la medianoche, a eso de las 6 de la tarde, escucho un canto desafinado pero profundo real sincero. levanto mi cabeza,  me seco las lagrimas y empiezo a gritar:
-¨Hola!!! estoy perdido!!! ayuda!!!.
  No se demoro la respuesta del caminante..
-¡¡Estoy yendo.. quedate ahí!!
mientras mas se acercaba, mas claro se escuchaba lo que cantaba..
 
 
“Sin camino donde ir, sin ruta que seguir.
  sin piedras que mirar, levanto la cabeza esperando la señal.
Sin bajar la vista caminare, sin rumbo terrenal correré
buscare encontrarme con mi compañera y ella buscara encontrarse con migo.
 pelearemos por el tesoro que  es nuestro camino”.
 
 
al llegar, ese extraño  hombre me pregunto a donde estaba yendo..
fue ahí cuando energicamente le conté todo lo sucedido.. Me escucho con una sonrisa y solo me dijo:
¨el verdadero camino se toma a la noche, cuando no ves el suelo, cuando los árboles son malévolos espectros al servicio del poder,  cuando el sonido derroca a la imagen, cuando el fuego es tu único aliado, cuando dejas de ver sendero que otro hombre creo.  si estas sin camino es porque todavía no creaste uno. Mi ruta es hacia la LIBERTAD y descubrí que solo lo puede crear imaginando lo perfecto.  Salí a caminar a la noche, marca el pasto con tus firmes pisadas, marca el barro con tus botas de razón y lleva en tu morral  algo que ofrecer,  siempre encontraras a alguien que se perdió del sendero impuesto por el filo del machete.¨
agarro mi mano,  me dio un sándwich un cantimplora con vino, un libro y se fue cantando la misma canción.
Bueno, En este camino me encontré con vos. Te ofresco mi vida,  te convido de mi estrella, solo existe para ser convidada. Los caminos van a ser distintos, de distintos lugares partimos, pero nos encontraremos en el comienzo.
 Ha y  no te olvides de siempre tener algo para ofrecer.-
 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Siempre Ricarda.
Published on e-Stories.org on 31.05.2014.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Previous title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Vida" (Short Stories)

Other works from Siempre Ricarda

Did you like it?
Please have a look at:

A Long, Dry Season - William Vaudrain (Vida)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Ficção científica)